Pilates para la fibromialgia

pilates para la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno que se caracteriza por causar dolores musculares crónicos, fatiga y sensibilidad en todo el cuerpo.

La rigidez matutina es también parte de la vida de las personas que tienen esta enfermedad y es uno de los síntomas que más afecta su calidad de vida. La causa de la fibromialgia se desconoce, pero lo que sí se sabe es que para diagnosticar esta patología es necesario descartar afecciones reumáticas y el individuo debe presentar dolor crónico durante más de 3 meses en más de 10 puntos del cuerpo.

La fibromialgia es una enfermedad muy compleja que no tiene cura y hay que aprender a vivir con ella. Una de las recomendaciones más comunes de los médicos a las personas que sufren de fibromialgia es hacer Pilates, ya que esta disciplina tiene su enfoque principal en disminuir las dolencias que puedan afectar músculos y articulaciones. Las personas con fibromialgia no pueden practicar cualquier deporte, ya que algunos ejercicios empeoran los síntomas de la enfermedad. ¿Por qué el Pilates es una buena opción? Descúbrelo a continuación.

Cómo ayuda el Pilates para la fibromialgia

Practicar Pilates ayuda considerablemente a mejorar los dolores que esta enfermedad causa en los músculos y articulaciones de distintas partes del cuerpo. Al contrario de lo que muchos creen, el Pilates no empeora las dolencias, las mejora gracias a que propicia la movilidad de los ligamentos y articulaciones para combatir la rigidez, al tiempo que fortalece todos los músculos.

Además, practicar Pilates propiciará el descanso profundo y esto ayudará a que la persona empiece sus días con menos fatiga. De hecho, para mejorar aún más este síntoma se recomienda hacer al despertar un ejercicio de respiración de Pilates para aumentar la sensación de bienestar.

El Pilates también ayuda a estimular la actividad química del cerebro para producir hormonas del bienestar que ayudan a disipar los síntomas de ansiedad y depresión asociados a la fibromialgia. Esta condición también suele causar malestares en la zona pélvica, y el Pilates ayuda a combatirlos gracias a que trabaja primordialmente los músculos de esta región.

Practicar Pilates para la fibromialgia se traduce en una mejor calidad de vida, mayor movilidad articular, menos dolor muscular, buen estado emocional, control de la fatiga y solución para el hormigueo y el entumecimiento, pues el Pilates estimula la circulación sanguínea.

Si te gusto, no olvides valorar este artículo

Valoración: 0/5 (0 votos)
Por favor, ayudanos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas que necesiten de nuestra ayuda con estos temas. Solo tienes que hacer click en uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!

Participa, deja tu comentário

Otros artículos

Pilates para la artrosis

pilates para la artrosis

Por lo general, la artrosis se presenta en manos, rodillas, cadera y columna y, si no se trata adecuadamente o se previene su progreso, la…

Pilates para la ansiedad

pilates para la ansiedad

La ansiedad no es mala, por el contrario, ayuda al organismo a prepararse para prevenir el peligro y le permite actuar ante momentos de angustia….

Pilates para las cervicales

pilates para las cervicales

El estrés, una mala postura corporal, estar mucho tiempo en una misma posición y la tensión muscular causada por la falta de elasticidad articular puede…